CALLEJA

Hace unos cuantos años me contrataron para colaborar en el guion de una película cuya acción transcurría en el País Vasco de los años de plomo. A pesar de que los asesinatos de eta solo servían de telón de fondo a una historia noir, el productor de la misma —Andrés Vicente Gómez— me facilitó de su propia biblioteca una serie de libros para que me documentara sobre aquel período de nuestra historia. Uno de esos libros era La diáspora vasca, del periodista José María Calleja. La recuerdo como una de esas lecturas que no dejan indiferente a nadie, una obra narrada de manera precisa y me atrevería a decir que descarnada sobre unos dramas, el asesinato y el exilio silencioso de inocentes en medio del odio —o, en el mejor de los casos— la indiferencia general, que parecían más propios de otros siglos u otras tierras que de una sociedad presuntamente civilizada como la vasca. Confieso también que en los últimos años no estuve de acuerdo con prácticamente ninguna de las opiniones que escuché al periodista sobre el llamado “proceso de paz, pero me quedo con el ya lejano recuerdo de aquel libro, escrito por alguien que conocía aquella locura de primerísima mano, imposible de leer sin estupefacción y horror. Descanse en paz.

1 comentario en “CALLEJA”

  1. A mí me ocurre lo mismo. Me encantan sus libros de Antes de que se viniera a Madrid, y no me gustó nada a partir de su época de la ceja. El maldito virus no le ha dejado el tiempo que hubiera necesitado para caerse del guindo, y volver a sus principios.
    Voy a releer sus libros antiguos, y a ver de nuevo las películas de Iñaki Arteta, en recuerdo de lo que fue para tantos de nosotros.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.